Noticias

Emotiva distinción a los héroes de Malvinas en el acto por el Día de la Soberanía

22 Nov 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

En el marco de la celebración por el Día de la Soberanía nacional, el Municipio decidió entregar la distinción de ciudadanos ejemplares a los ex combatientes de Malvinas, mientras que a los familiares de los caídos se le hizo la entrega de la distinción post mortem. El acto se realizó en el Polideportivo Islas Malvinas y contó con la presencia del intendente Guillermo Montenegro.

Cabe remarcar que es la primera vez que se entrega esta distinción, a 40 años del conflicto bélico.

Federico Planes, papá de Marcelo Planes, quien falleció en combate, aseguró ante el móvil de Radio Brisas que este recuerdo «para nosotros es un consuelo enorme. Siempre tenemos que tener en la memoria a esos hombres que dieron la vida por la Patria, al igual que los que volvieron».

«Ellos pusieron el cuerpo y pasaron las vicisitudes de cualquier hombre que forma parte de una guerra. No los olviden», subrayó.

En cuanto al cambio de la mirada de la sociedad respecto a lo que participaron de la guerra, destacó el trabajo hecho por la Fundación No Me Olvides para identificar a los caídos en el cementerio de Darwin.

«Yo estuve en el primer viaje a Malvinas y no pude encontrar la tumba de mi hijo, lo cual resultó muy duro», explicó.

Por su parte, Julia González, mamá de Jorge Llamas, se mostró muy emocionada por la distinción: «Gracias por acordarse de nuestros hijos. Nos ayuda a sobrellevar este momento tan difícil».

FUENTE: infobrisas.com

Compartí

0
Shares

“Resolver la identificación es una experiencia única”

22 Nov 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

“Guerras hubo muchas en diferentes partes del mundo, pero poder resolver la identificación de cuerpos sin identificar en cementerios en un territorio en disputa como Malvinas, reconocida por las Naciones Unidas, es una experiencia única”, y fue posible “por un acuerdo de los dos países involucrados” en el conflicto, confió el Embajador (r) de la República Argentina Renato Carlos Sersale di Cerisano.

Fue en una disertación organizada días atrás desde la cátedra de “Derecho Comercial” de las carreras de Ciencias Económicas de la FCEyJ.en la que el invitado se refirió a la actividad “Malvinas, el proyecto humanitario, su significado», que tuvo como escenario el Salón Azul de la UNLPam. También tomó parte, de manera virtual vía zoom Julio Aro, ex combatiente de la guerra de Malvinas que impulsó el reconocimiento de los caídos en el Cementerio de Darwin, junto al capitán británico Geoffrey Cardozo.

El disertante.

Sersale di Cerisano es Licenciado en Economía, Magíster en Relaciones Internacionales por la Universidad de Columbia, Nueva York y Doctor en Ciencias Políticas en la Universidad del Salvador, Buenos Aires. Desde el 2016 hasta marzo 2020 fue embajador ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, y anteriormente, desde diciembre a noviembre de 2015 fue embajador ante la República de Sudáfrica.

De visita en LA ARENA, Sersale di Cerisano, explicó que llegó a Santa Rosa invitado por Guillermo Salas, profesor de la cátedra de Derecho Comercial, quien el año pasado visitó las islas Malvinas y el cementerio de Darwin.

“En la cátedra veníamos llevando a cabo una serie de disertaciones, y hubo una decena referida al conflicto de Malvinas, y la idea fue cerrarlo con esta charla en homenaje a nuestros soldados caídos en la Guerra”, explicó Salas.

Sersale indició que “Guillermo estuvo en Londres en 2019, y surgió la iniciativa de hacer intercambio entre colegios; y también esta de la necesaria conectividad a las Islas, que las recuperaremos a través del derecho internacional y de conocer las costumbres de sus habitantes”, expresó el ex embajador.

Vuelos a Malvinas.

Agregó que en ese sentido son los vuelos que permiten a familias de veteranos visitar el cementerio de Darwin, la renovación de personal al haber más frecuencias, y “en definitiva es una manera de acercar las Malvinas al continente al que pertenecen”.

Reconoció que fue a partir del ex combatiente Julio Aro, y de Gabriela Cociffi, que empezó a gestarse esta actividad de reconocimiento de los cuerpos. Hasta entonces las tumbas en Darwin tuvieron la inscripción “soldado argentino sólo conocido por Dios”.

Ellos dos, más el coronel Geoffrey Cardozo emprendieron un largo camino para conseguir identificar a 90 soldados argentinos.

No me olvides.

“Sí, fue a través de un convenio entre ambos gobiernos, el británico y el argentino, que empezó a través de la Fundación No Me Olvides, de Julio Aro y Gabriela Cociffi la tarea de identificar a los caídos enterrados en Darwin. Había 234 cuerpos, de los cuales 123 estaban sin identificar. No había registros, pero se fueron superando dificultades y gracias a esa tarea ahora sólo quedan seis cuerpos sin identificar porque no se pueden encontrar a sus familiares”, dijo el embajador.

Precisamente “el proyecto de buscar tumba por tumba, fue gracias al mapeado que entregó Geoffrey Cardozo y a la Fundación de Julio Aro, que hizo más fácil el trabajo. El coronel británico había ordenado el entierro con los cuerpos bien envueltos, con sus objetos… porque algunos no tenían placa identificatoria. La única prueba real era con el matcheo realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense, con pruebas de sangre de los familiares. Eso marcó una gran diferencia con otros trabajos realizados en Sudáfrica o los Balcanes, donde se enterraban los cadáveres en fosas comunes”, completó.

Quedan seis.

“Desde el memorándum de entendimiento entre Argentina e Inglaterra y el mandato que se le dio a la Cruz Roja Internacional, hubo informes a familiares a partir de noviembre de 2017, y a principios de marzo de 2018 viajan con el apoyo de Aeropuertos Argentinas 2000, que facilitó el avión y las placas para colocar en las tumbas. Hoy quedan seis cuerpos de los que no se pueden encontrar a sus familiares”.

Destacó el ex embajador la colaboración del piloto de la Armada, Roberto Curilovic, que se ocupó de todo, incluyendo los trámites, las placas, los permisos de vuelo. Se trata de un proyecto humanitario en funcion de las necesidades de sus familiares, que pudiendo identificar a sus soldados hoy les permite vivir en paz”, concluyó Sersale di Cerisano.

FUENTE: laarena.com.ar

 

Compartí

0
Shares

Mingo, el soldado bonachón y alegre que luchó en Malvinas y el emotivo homenaje del amigo que lo vio morir

02 Nov 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

Juan Domingo Rodríguez combatió en el Regimiento 6 de infantería y murió en la madrugada del 14 de junio, último día de la guerra. Durante años su sepultura en Darwin fue una de las que permanecía sin identificar, tarea que se hizo en 2018. Hoy, la placa de mármol de “Soldado solo conocido por Dios” fue colocada, por gestión de una de sus hermanas, en la plazoleta que lleva su nombre en Roque Pérez, la ciudad donde vivió

Juan Domingo Rodríguez cayó en las primeras horas del 14 de junio, en el repliegue hacia Puerto Argentino. (Gentileza Carlos Di Santo)

La madrugada del cumpleaños de su hermano, Rosa soñó con él dos veces. Lo soñó al pie de su cama, vestido con la ropa verde de combate, y él le tendía los brazos. “Gracias hermanita, estoy con mami ahora…”, le decía con sus ojos bien abiertos. Rosa se despertó con la angustia al no alcanzar nunca a tomarle sus manos. Se volvió a dormir y nuevamente él, diciéndole “Rosa, ya está, ahora dedicate a vos. Voy a descansar”. Recuerda que tenía una lágrima sobre la mejilla, pero ella dijo que no lloró. Jura que alguien, en un momento de la noche, la tapó. “Quedate, quedate…”, ella le rogó en vano.

Hasta que sonó el despertador y comprendió que en la habitación no había nadie. Ese día, 26 de octubre, su hermano Juan Domingo Rodríguez, soldado conscripto clase 62, hubiera cumplido 60 años.

Cayó en Malvinas el 14 de junio y cuando sus restos fueron identificados, ella quiso que la placa de mármol con la leyenda “Soldado argentino solo conocido por Dios”, que estaba en su tumba en el cementerio de Darwin, fuera colocada en la plazoleta Malvinas Argentinas en Roque Pérez, la ciudad que lo vio crecer.

Ayer sábado se realizó la ceremonia. El destino o la casualidad quiso que enfrente de esa plazoleta vivió Nélida, la madre de Juan Domingo en una casa que le había dado el municipio luego de la guerra.

Se construyó un pedestal donde se colocó la placa, que la Comisión de Familiares de Caídos entregó en préstamo al municipio. (Gentileza Carlos Di Santo)
Se construyó un pedestal donde se colocó la placa, que la Comisión de Familiares de Caídos entregó en préstamo al municipio. (Gentileza Carlos Di Santo)
 

El acto estuvo encabezado por el intendente municipal José Luis Horna, acompañado por su gabinete. Muchos veteranos del regimiento 6, que fueron de distintas ciudades, estuvieron presentes. Se destacó la presencia del coronel retirado Mario Moyano, jefe de esa unidad durante la guerra. También estuvieron ex oficiales y María del Valle CayoCatalina Derrau y Sergio Aguirre, miembros de la Comisión de Familiares de Caídos, institución que entregó la placa ”en guarda y custodia”. Participó Julio Aro en su doble condición de veterano del 6 y uno de los impulsores de la identificación de los restos de argentinos sepultados en el cementerio de Darwin.

Luego de un oficio religioso y de las palabra, se la descubrió. Está colocada en un pedestal, protegido por un vidrio.

El coronel Moyano relató las alternativas en que cayó Juan Domingo y destacó su nobleza. Dijo que era uno de los soldados más queridos de la compañía. El intendente remarcó la responsabilidad institucional del municipio para con los veteranos de guerra. Julio Aro -que recibió un reconocimiento por su tarea de parte del intendente- dijo que esto era el resultado de políticas de Estado surgidas de iniciativas de los veteranos. Rosa contó de la disyuntiva que se encontró. Dudó en llevar la placa a Coronel Pringles, donde su hermano había nacido, o inclinarse por Roque Pérez, donde vivió.

Soldados del 6 junto al entonces subteniente Vilgré La Madrid. Rodríguez, semitapado, es el que está lado del soldado que levanta los brazos. (Gentileza Carlos Di Santo)
Soldados del 6 junto al entonces subteniente Vilgré La Madrid. Rodríguez, semitapado, es el que está lado del soldado que levanta los brazos. (Gentileza Carlos Di Santo)
 

Ella le contó a Infobae que eran nueve hermanos, todos nacidos en lugares diferentes de la provincia de Buenos Aires, como Olavarría, Lobos y Quilmes. Su papá Horacio Benjamín Rodríguez, que había sido custodio de Juan Perón, estuvo preso dos años por negarse a cumplir una orden cuando el ex presidente fue derrocado. Una de sus hijas, Nélida María, dio sus primeros pasos en la cárcel, en las visitas que hacían. Fanático peronista, se casó con Nélida Inés Alfaro, de familia radical. La militancia paterna se refleja en los nombres de sus hijos: Juan Domingo y otra hermana María EvaMingo nació en Coronel Pringles, donde vivió los dos primeros años de su vida.

Cuando el papá murió, él era chico y decidió dejar sus estudios primarios que cursaba en la Escuela N° 1. Trabajaría para ayudar a la madre, que debía mantener a nueve hijos. “No es porque lo digo yo -aclaró Rosa– pero Mingo era un muchacho muy querido, ayudaba a todo el mundo y compartía lo que tenía para comer”.

Ruben, su patrón en el tambo donde trabajaba en el pueblo de Arevalo, le dijo que “un año pasa rápido”, cuando fue convocado a cumplir con el servicio militar.

Había sido incorporado al servicio militar el 17 de marzo de 1981 en el Regimiento de Infantería Mecanizada 6 de Mercedes, tal como ocurrió con Daniel Torres, que era de Navarro. Ambos estuvieron en la Compañía A y se hicieron amigos. Junto a otros, todos de la zona de Lobos, Navarro y Roque Pérez, hacían dedo cuando salían de franco.

Ellos fueron parte de los 200 que quedaron en el cuartel para esperar a los de la clase 63. Se irían de baja en marzo o en abril, pero la guerra cambió los planes.

Esos 200 conformaron en Malvinas la Compañía B. Luego de permanecer unos días en Puerto Argentino, fueron enviados al frente. Mingo y Torres estaban en el tercer grupo de la tercera sección de la compañía. “Era bonachón, alegre, siempre con una sonrisa. Era muy buen compañero y trataba de hacer llevaderos esos días que eran interminables”, recordó Torres. “Siempre veía el lado positivo a las cosas”.

Solía pararse sobre una roca cuando comenzaba un bombardeo inglés. “¡Vengan!”, los desafiaba.Con el paisaje malvinense de fondo, Mingo es el segundo desde la izquierda. (Gentileza Carlos Di Santo)

Con el paisaje malvinense de fondo, Mingo es el segundo desde la izquierda. (Gentileza Carlos Di Santo)

 

La familia de Mingo se enteró que había sido enviado a Malvinas por la única carta que les llegó, y que con los años se perdió. Les contaba que los habían mandado a una guerra, pero que estaban bien.

De acuerdo a los movimientos del enemigo, iban cambiando de posiciones, cavando pozos de zorro que enseguida se llenaban de agua. Mal alimentados -había oportunidades que en dos días no llegaba nada de comida- se las arreglaban para comer carne de oveja que cocinaban tratando de ocultar el fuego.

Todas las noches el subteniente Esteban Vilgré La Madrid les hacía rezar el Rosario. “Los pocos que recibimos cartas, las leíamos cinco o seis veces por día. Nos mantenía con esperanza”, contó Torres a Infobae.

El 13 de junio estuvieron frente a frente con los ingleses. Hubo un repliegue al monte Dos Hermanas, y Torres recordó cómo una esquirla de un proyectil mató al soldado Héctor Guanes. Luego tomaron posiciones en Tumbledown. Cuando se ordenó un nuevo repliegue, fueron saliendo la primera y segunda sección, y de cada una de ellas el grupo correspondiente. De pronto, los de la tercera comprendieron que se habían quedado solos. “No teníamos dónde ir y no quedó otra que salir”, describió el veterano.

Era la madrugada del 14. Una ráfaga precisa de ametralladora abatió a Mingo. Sus compañeros vieron que nada se pudo hacer porque falleció en el acto. Continuaron dispersándose hasta que cayeron prisioneros y enviados a San Carlos sin pasar por Puerto Argentino. El 16 los embarcaron en el Canberra y de ahí a Puerto Madryn. Llegaron el día en que “Puerto Madryn se quedó sin pan”.

Daniel Torres había terminado el secundario en el Instituto San Lorenzo, de Navarro y era de familia humilde. Luego de la guerra, consiguió trabajo en un frigorífico y gracias a un conocido, se anotó para trabajar en el Banco Provincia. Allí estuvo 32 años hasta que se jubiló. Formó una familia y es abuelo.

Cuando todo terminó, a la madre de Mingo le dijeron que su hijo estaba desaparecido. Ella lo esperó todos los días hasta el 2005, cuando se encontró con el amigo de su hijo.

Durante 23 años, Torres no contó nada de la guerra. “Era difícil hablar de aquello en primera persona”, confesó. Un periodista local escribió una nota sobre Malvinas en el diario de Roque Pérez, y le ofreció presentarle a la mamá de Mingo. “Ella esperaba que alguien le hablase de su hijo, de cómo había muerto. Fui a su casa y hablamos y lloramos mucho juntos. Me invitaron a almorzar y recuerdo ese encuentro como agradable y emotivo”.

 
«Un año pasa rápido», dijo Juan Domingo cuando fue incorporado al servicio militar. Cuando estaba por recibir la baja, estalló la guerra. (Gentileza Carlos Di Santo)

Cuando se fue a su casa, Torres sintió culpa, por lo que él creía que era egoísmo el haberse cerrado y no haber hablado antes con la madre de su amigo. Por conocidos comunes, supo que la mujer después de esa charla se había sentido más tranquila y aliviada. Coincidían en actos de veteranos pero no volvieron a encontrarse a solas. Murió dos años después.

“La luché y la luché”, contó Rosa, que trabaja como mucama en el hospital local. Cuando los restos de su hermano fueron identificados, movió cielo y tierra para llevar la placa al pueblo. El viernes pidió permiso para faltar al trabajo. Viajó a Buenos Aires para volverse con la pieza. Ella insistió que la ceremonia fuera el 26, el día del cumpleaños de su hermano, pero no todo estuvo listo.

La plazoleta ya tiene la placa. Ahora está trabajando para ponerle el nombre de una calle, que puede ser la de la plazoleta o en alguna en el barrio donde se crió. También se pensó en la Escuela N° 1, donde Mingo estudió, pero ya tiene nombre, aunque no la Escuela N° 4, que se construyó hace poco.

El homenaje y el recuerdo para siempre para Juan Domingo Rodríguez. (Gentileza Carlos Di Santo)
El homenaje y el recuerdo para siempre para Juan Domingo Rodríguez. (Gentileza Carlos Di Santo)
 

En el acto estuvo Daniel. “No han sido fáciles estos cuarenta años” -dijo emocionado. “A veces cuesta expresar los sentimientos”. Aclaró que se emociona más ahora que de joven, “tal vez porque ya soy abuelo y uno está más sensibilizado. Pero yo no era así diez años atrás”.

En el 2016 visitó las islas junto a 15 compañeros y recorrieron todos los lugares donde estuvieron. “Ese viaje fue inolvidable”.

Cuando le preguntamos si el acto de hoy fue como haber cerrado un círculo, fue categórico: “No lo cerrás nunca, todo ha sido muy fuerte”. No es para menos, como MingoDaniel y todos los que estuvieron en las islas, habían vivido una guerra.

FUENTE: infobae.com

Compartí

0
Shares

El Hospital de San Pedro recibió elementos comprados con la cerveza en homenaje a héroes de Malvinas

02 Nov 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

Directivos del Hospital Subzonal «Dr. Emilio Ruffa» recibieron materiales adquiridos con la recaudación de la cocción solidaria de cerveza artesanal en el marco del 40º aniversario de la Guerra de Malvinas. 

La donación incluyó un equipo de de oxigenoterapia de alto flujo, dos cajas de cirugías completas para maternidad, un monitor fetal, un tensiómetro y un aspirador de diafragma. 

 

La iniciativa impulsada por un grupo de cerveceros artesanales de la ciudad tuvo como beneficiaria a la Sociedad Cooperadora del centro asistencial. 

Participaron del acto integrantes de la Asociación de Veteranos de Malvinas de San Pedro; la presidenta de la Sociedad Cooperadora Mirta Borrel junto a integrantes de la misma, entregó al Director del Hospital, Dr. Daniel Creus y al Jefe de Pediatría, Dr. Leonardo Carrión los insumos adquiridos para el Servicio de Pediatría.

 

Participaron además del acto el Secretario de Desarrollo Humano, Walter Sánchez, personal de su área y de la Secretaría de Desarrollo Económico.

FUENTE: notisanpedro.info

Compartí

0
Shares

Julio Aro: “Este proyecto es para traer a nuestros compañeros a la vida”

02 Nov 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

El referente de Fundación No Me Olvides expuso en el Concejo Deliberante el plan para construir un memorial que replique el Cementerio de Darwin. “Es increíble la cantidad de personas que se están sumando”, contó.

 

El Concejo Deliberante inauguró el tratamiento del proyecto para construir en el sur de la ciudad un memorial que emule el diseño del Cementerio de Darwin, donde el titular de Fundación No Me Olvides, Julio Aro, brindó detalles sobre la iniciativa. “Este proyecto es para traer a nuestros compañeros a la vida”, destacó.

La iniciativa fue presentada la semana pasada luego de un trabajo silencioso de varios meses, donde “es increíble la cantidad de personas que se están sumando”, puntualizó Aro, quien fue nominado al Premio Nobel de la Paz junto al excoronel británico Geoffrey Cardozo, por su proyecto humanitario que ya logró la identificación de 120 soldado argentinos enterrados en Darwin.

“Lo que presentamos queremos que sea de todos, no de la fundación. Es traer a nuestros compañeros a la vida, pero en lugar de una cruz, habrá plantas”, relató Aro a los concejales de la Comisión de Educación y en compañía de otros integrantes de la fundación. El excombatiente aseguró que ya recibió pedidos de diferentes ciudades de la Provincia para también construir allí un memorial, pero que la prioridad es la inauguración en Mar del Plata. “Dijimos que por el momento no, porque queremos que el primero sea aquí”, aclaró.

En tanto, Aro profundizó sobre el rol activo que tendrán estudiantes marplatenses tanto en la plantación de cada arbusto que representará a cada excombatiente, como en su conservación. “Esto sirve para mantener la memoria viva con los chicos de las escuelas. Los 33 jardines municipales se comprometieron en ayudar y en estar. Me imagino a cada una de esas criaturas regando esas plantas”, se esperanzó sobre el proyecto donde también participarán colegios privados.

 

El memorial propuesta replicará el diseño del Cementerio de Darwin.
El memorial propuesta replicará el diseño del Cementerio de Darwin.

 

Finalmente, aseguró que la idea es replicar el Cementerio de Darwin aunque se tomarán algunas licencias. Por caso, a diferencia de la necrópolis isleña, tendrá iluminación, donde las plantas tendrán luces celestes y blancas. Además, habrá una identificación especial para aquellos que correspondan a excombatientes de Mar del Plata.

La ubicación propuesta para el memorial es a la altura del Barrio Costa Azul, en el espacio delimitado por la Ruta Provincial 11, la Cantera Central entre colectora y Ruta 11, y entre la proyección de las calles 479 y 481. Allí, cada uno de los 232 arboles llevará el nombre de un soldado en la misma posición que en Darwin, y los que aún permanecen sin identificar, tendrán inscripta la leyenda `Soldado Argentino solo conocido por Dios”, la misma que aún se posa sobre siete cruces en Malvinas.

FUENTE.0223.COM.AR

Compartí

0
Shares

Malvinas siempre presente: Recrearán el cementerio de Darwin en Mar del Plata

02 Nov 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

Los concejales que integran la comisión de Educación recibieron este martes a integrantes de la Fundación “No me Olvides”. Se avanzó con el proyecto de recrear el cementerio de Darwin en nuestra ciudad. 

La replica del cementerio estará ubicada en la Ruta Provincial 11, cantera central entre colectora (Rotonda de El Faro).

Presidida por su titular, Mariana Cuesta (FdT), se reunió hoy  martes 1 de noviembre, la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia e Investigación del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon.

El encuentro tuvo lugar en el recinto de sesiones y estuvieron presentes Mercedes Morro y Florencia Ranellucci (VJ); Daniel Núñez (UCR); Paula Mantero (AM); Vito Amalfitano, Miguel Guglielmotti y Verónica Lagos (FdT).

“La intención es que tenga plantas y vegetación viva y no cruces que representen a los veteranos enterrados en el cementerio de Darwin. Serán 232 árboles”, explicó Julio Aro al medio marplatense LoQuePasa.net 

El presidente de la Fundación No me Olvides y ex soldado combatiente refirió asimismo que “wn esta ocasión, los encargados de cuidar los árboles serán alumnos de un colegio privado, que tendrán una educación especial sobre Malvinas en su currícula de todo el año. Además, cada planta va a tener el nombre de todos los ex soldados». 

prensa@noticiasmdq.com

Compartí

0
Shares

Malvinas: proponen construir un memorial que emule el diseño del Cementerio de Darwin

02 Nov 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

Estaría ubicado en el sur, frente al mar y tendría árboles en lugar de cruces. La Fundación No Me Olvides presentó el proyecto al Concejo Deliberante.

29 de Octubre de 2022 20:12
Por Redacción 0223

La Fundación No Me Olvides del excombatiente Julio Aro presentó un proyecto al Concejo Deliberante para construir un memorial que emule el diseño del Cementerio de Darwin. El espacio estaría ubicado en el sur, frente al mar y, en lugar de cruces, tendría un árbol por cada uno de los caídos en el conflicto bélico de 1982 y que sus restos descansan en las Islas Malvinas.

La ubicación propuesta es a la altura del Barrio Costa Azul, en el espacio delimitado por la Ruta Provincial 11, la Cantera Central entre colectora y Ruta 11, y entre la proyección de las calles 479 y 481. “La intención es respetar la diagramación del Cementerio de Darwin, con un total de 232 árboles en tres parcelas”, se destaca en el proyecto al que accedió 0223.

Precisamente, la Fundación No Me Olvides, junto al excoronel británico Geoffrey Cardozo, lleva adelante un proyecto humanitario que ya logró la identificación de 119 soldados enterrados en Darwin, una iniciativa que los llevó a ser considerados para el Premio Nobel de la Paz; mientras que aún resta identificar siete más que permanecen con la leyenda «Soldado argentino sólo conocido por Dios».

Geoffrey Cardozo y Julio Aro, dos personas claves en el proceso de reconocimiento de los soldados enterrados en Darwin. Foto: 0223.
Geoffrey Cardozo y Julio Aro, dos personas claves en el proceso de reconocimiento de los soldados enterrados en Darwin. Foto: 0223.

Para lograr una representación más acabada del Cementerio Darwin, el trazado del espacio memorial tendrá caminos de granza, similares a los de Darwin, para poder recorrerlo, y estará rodeado de agapanto, una especia perenne. También se entronizará una imagen de la Virgen de Luján, como en Darwin.

Además, la intervención no demandará grandes gastos para la Comuna, dado que, según se indicó, “este proyecto cuenta con la colaboración de vecinos, empresas e instituciones de General Pueyrredon”. Por ejemplo, el Vivero Antoniucci proveerá las especies a plantar y asesorará sobre su cuidado, mientras que el Colegio Atlántico Sur desarrollará un proyecto para que los estudiantes de nivel secundario de esa institución se ocupen de plantar, cuidar y hacer crecer los árboles. Esa idea también se hará extensiva a otros colegios de la ciudad.

Desde la Fundación No Me Olvides resaltaron la importancia de la iniciativa para “reflexionar y mantener activa la memoria de nuestro pasado reciente, ya que cada árbol representará a cada uno de nuestros caídos, con un sentimiento de respeto y homenaje permanente porque sus nombres quedaron en la historia al defender nuestra soberanía”. En esa línea, plantearon que “con este bosque y espacio memorial queremos que, simbólicamente, den vida en cada uno de estos árboles”, reforzaron, además se puntualizar la “mejora paisajística en ese sector” de la ciudad.

El proyecto de ordenanza presentado al Concejo Deliberante apunta a la habilitación de un convenio de comodato entre la Municipalidad y la Fundación, para poder desarrollar el memorial en la zona sur de la ciudad. En los próximos días, la iniciativa comenzará a ser debatida en la Comisión de Educación, aunque no se descarta la necesidad que intervengan organismos provinciales, dado que el terreno pretendido es contiguo a la Ruta 11, de jurisdicción bonaerense.

FUENTE: 0223.COM.AR

Compartí

0
Shares

Las «Birreras» marplatenses realizaron una importante donación de útiles

29 Sep 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

Este miércoles 28 de setiembre, en la sede de la Colectividad Mafaldesa y Molisana, las representantes locales de la Asociación de Birreras de Argentina hizo entrega de una importante cantidad de útiles escolares a los jardines de infantes municipales que apadrina la Fundación No Me Olvides. La donación es producto de lo recaudado con la venta de la cerveza artesanal que las mismas cocinaron este año en homenaje a los 40 años de la Gesta de Malvinas.

Birreras de  Argentina es una asociación civil sin fines de lucro, conformada con mujeres productoras de cerveza, dueñas de bares, vendedoras de insumos, que hacen investigación, elaboración de insumos, etc. Son unas 140 integrantes, distribuidas en todo el país y categorizadas por zonas (Cuyo, Noroeste, Noreste, Sur y Costa Atlántica).

 

 

Esta cerveza fue gestada el pasado 14 de abril en la fábrica de Antares, ubicada en 12 de Octubre 7749. Según sus creadoras, esta variedad tiene un dejo de gusto a pan, en homenaje al día en que la ciudad de Puerto Madryn se quedó sin ese alimento, cuando la población agotó la producción para recibir a los soldados que volvían al continente en el buque Camberra, el 19 de junio de 1982, una vez finalizada la guerra.

Julio Aro agradeció este gesto y comentó que » la Fundación recibió esta donación de más de 50.000 $ en útiles que son destinados a los jardines de infantes  municipales 12, 14, 29 y 33 que llevan los nombres de los Héroes de Malvinas Ricardo Gurrieri, Marcelo Planes, José Luis del Hierro y Oscar Diarte.»

 

 

«Este gesto se suma a otros eventos solidarios. El viernes 16 estuve en la ciudad de San Pedro, donde los cerveceros artesanales del lugar cerraron la campaña de otra cerveza conmemorativa y lograron reunir $500.000 que fueron destinados al sector de pediatría del Hospital Municipal Dr. Emilio Ruffa.«

Compartí

0
Shares

Los cerveceros artesanales de San Pedro y su gesto solidario

29 Sep 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios




El presidente de la Fundación No Me olvides, Julio Aro, paricipó el pasado viernes 16 de setiembre de una actividad en el Salón Dorado del Honorable Concejo Deliberante de San Pedro, como cierre de la «cocción solidaria de cerveza artesanal», junto a integrantes de la Asociación de Veteranos de Malvinas de dicha ciudad.



La iniciativa fue impulsada por un grupo de Cerveceros Artesanales de San Pedro en el marco del 40 aniversario de la Guerra de Malvinas, quienes realizaron una cocción solidaria de cerveza artesanal a beneficio de la Cooperadora del Hospital Municipal, Dr. Emilio Ruffa.

 

 
Se lograron recaudar a través de la venta de estas latas conmemorativas una suma de $500.000, que serán destinadas al área de pediatría.
Del emotivo acto participaron el intendente de San Pedro, Ramón Salazar, concejales y ex combatientes de la ciudad, además de los productores de cerveza locales.
 
 
 
 

Compartí

0
Shares

La cerveza artesanal conmemorativa de Malvinas estuvo presente en la Fiesta de la Ensaimada

24 Ago 22
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

«40 No me olvides», iniciativa del excombatiente Julio Aro desde Mar del Plata, tuvo eco en otros lugares del país, entre ellos San Pedro, donde los productores locales cocinaron una tanda especial de cerveza dorada pampa que comercializa la Cooperadora del Hospital y se vendieron en su stand en el Paseo Público.

Miguel Iglesias, uno de los impulsores locales, dio detalles de la propuesta:

La cerveza conmemorativa de la Guerra de Malvinas, “40 No me olvides”, ya tiene sus 1200 latas de la producción artesanal sampedrina y se pudo adquirir en el stand de la Cooperadora del Hospital en la Fiesta Nacional de la Ensaimada, en el Paseo Público.

Obligado, Discordia, Diluvio, Midas, Soberana, Moste’y y Pedra son las marcas de San Pedro que participaron de la propuesta, una iniciativa que nació en Mar del Plata, donde el excombatiente que preside la fundación No me olvides, Julio Aro, lanzó la idea de envasar con una etiqueta alusiva al conflicto bélico en su aniversario número 40.

 
Los cerveceros locales se sumaron y en conjunto cocinaron, en la planta de Cervecería Obligado, del ingeniero Miguel Iglesias, 600 litros de dorada pampeana que envasaron en 1200 latas para poner a la venta junto con la cooperadora del Hospital, de manera que además del fin conmemorativo tenga uno solidario.

Compartí

0
Shares

Gracias por el apoyo:

Recibí toda la info por Whatsapp