Category Archives: Noticias

San Blas celebra su 197 aniversario con un almuerzo, un desafío y una charla especial

21 Oct 18
Alberto Mena
No Comments

20/10/2018 | 06:30 |

Habrá un asado popular, una competencia de aguas abiertas y la disertación del candidato a premio Nobel de la Paz, Julio Aro, sobre Malvinas.

San Blas celebra con un almuerzo, un desafío y una charla especial

   Este año, el tradicional festejo de aniversario de Bahía San Blas, llegará con una actividad inusual para la bahía.

Al ya tradicional asado popular aniversario en el Camping El Trébol, que se desarrollará el domingo 28 de octubre, desde las 13, se presentará la competencia de natación de aguas abiertas Desafío de los Valientes.

Esta actividad comenzará el viernes 26, desde las 10, con la charla Malvinas por Aro, disertación del candidato a premio Nobel de la Paz, Julio Aro; la misma se repetirá desde las 16, en la escuela Nº 7 y el sábado 27, desde las 17, en el lobby del Hotel San Blas.

   Ese sábado también, desde las 10, en la bahía, la actividad continuará con una clínica de Rescate en Kayak, seguimiento de carreras de aguas abiertas, a cargo del profesor Horacio Gosella y por la tarde, desde las 19, otra clínica de Aguas Abiertas, a cargo de Claudio Plit.

 

En tanto el domingo, día de la competencia, la actividad comenzará a las 9, con un curso de RCP a cargo de la ONG Travesía Por Mogotes y el cuerpo de Bomberos Voluntarios de la localidad.

Esta competencia se realiza en el marco de las actividades rumbo al Bicentenario de Bahía San Blas.

Está destinada tanto a hombres como mujeres y se realizará en un circuito boyada frente a la Unidad Sanitaria, entre las calles 34 y 35.

   La primeras competencia, Promocional 500 metros (con o sin neopreno), se largará a las 11, mientras que media hora mas tarde será el turno de la competencia central de 2000 metros (categoría NAF y Neopreno).

El delegado Ricardo Angos agradeció en primer término a la ONG, por haber seleccionado a Bahía San Blas para organizar la competencia ya que, según expresó, “es un evento más que sumamos como alternativa a las actividades de turismo y pesca que identifican tradicionalmente a San Blas”.

Por su parte, Gustavo Weber, presidente de la ONG Travesía por Mogotes, destacó, dentro del pormenorizado fixture de actividades previstas para esos días, la posibilidad de contar con ex combatientes de Malvinas, como lo es Julio Aro.

“Este es un primer paso de un ciclo de competencias que desarrollamos a lo largo del año. Luego de esta primera prueba en San Blas, la idea es incorporar a la localidad como cierre del cronograma de fechas competitivas NAF (Natación de Aguas Frías) que cierre el calendario de invierno de las mismas”, enfatizó.

En estos días, diferentes áreas municipales mantuvieron un encuentro con el delegado sanblaseño, a fin de coordinar acciones de cara a la competencia.

Los directores de Inspección General, Cultura, Turismo, Deportes, Defensa Civil y referentes de la Secretaría de Salud, se reunieron a fin de ajustar detalles respecto a las medidas de seguridad y prevención que se adoptarán, como así también las acciones de promoción turística y cultural del Partido de Patagones para este evento.

FUENTE: www.lanueva.com

Compartí

0
Shares

UN DIA DE LA MADRE DIFERENTE

20 Oct 18
Alberto Mena
No Comments

 

 

Este domingo es el día de la madre, o de la familia si prefieren. Para todos los que tenemos la suerte de tenerla será el momento de cumplir con el ritual de juntarnos para celebrar, comer con ella, hacerle un regalo y recordarle que la queremos. Para aquellos que ya no la tienen físicamente será el momento de recordarlas, de extrañarlas, de publicar en las redes sociales alguna foto vieja que nos traiga su imagen nuevamente. En fin, se repetirán más o menos las distintas costumbres de cada año para esta fecha.

Pero este domingo 21 de octubre de 2018 no será un  día más para 101 familias, para 101 mamás. Hace 36 años que ellas le brindaron a la Patria su tesoro más preciado, la vida de un hijo. Y por 36 años nunca pudieron saber donde estaban después de haber sufrido la peor pesadilla que ha creado el ser humano: la guerra. Ellas despidieron a un hombre con rostro, con nombre y apellido, con sueños por cumplir. Y la guerra les devolvió una fría placa de granito con la triste frase “Soldado Argentino sólo conocido por Dios”.

Gracias al incansable y obstinado trabajo de un loco soñador y de un montón de voluntades que se fueron sumando, 101 madres este domingo van a saber que sus hijos están allí, descansando su gloria de Héroe en el Cementerio de Darwin , que hoy sus nombres están grabados para siempre porque sus compatriotas hicieron lo que había que hacer para que nunca más se olviden de cada uno de ellos. Toda madre tiene el derecho de saber donde puede llevarle una flor a su hijo, saber que él está ahí y que el amor que los une es más fuerte que la muerte. Ojalá que el dolor de no tenerlo se convierta en el orgullo de saber que este año todo el mundo volvió a tomar conciencia del valor y la entrega de esos hombres.

A todas las madres que creyeron y acompañaron la tarea de la identificación a través del proyecto de los ADN, a cada una de las 101 mamás que se reencontraron con sus hijos y a las 20 que si Dios nos acompaña lo harán muy pronto, vaya el homenaje de todos los integrantes de la Fundación No Me Olvides.

Compartí

0
Shares

Para la Cruz Roja, el trabajo de identificación de soldados en Malvinas es un “ejemplo mundial” a seguir

18 Oct 18
Alberto Mena
No Comments
El cementerio Darwin (NA)

Cuando el 26 de marzo pasado los familiares de 88 soldados argentinos caídos en la guerra de las islas Malvinas llegaron al cementerio de Darwin después 36 años de la guerra para identificar la tumba de sus seres queridos que estaban enterrados como NN, nunca pensaron que se convertirían en protagonistas de una historia que ahora será real: el próximo 21 de noviembre el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reconocerá a esos familiares de los soldados, al equipo de forenses y a los diplomáticos del Reino Unido y de la Argentina como un “caso único” o ejemplar para el mundo.

El encuentro será en el Humanitarium, en la sede del CICR en Ginebra donde participarán las misiones permanentes de la Argentina y Gran Bretaña en Suiza, junto con los forenses que trabajaron en la exhumación de los soldados argentinos en el Cementerio de Darwin.

“El objetivo del evento es presentar las buenas prácticas forenses durante el Plan del Proyecto Humanitario”, admitió ante Infobae una fuente de la Cruz Roja Internacional.

De las 121 tumbas que faltaban identificar, cuyas placas rezaban “soldado argentino solo conocido por Dios”, el equipo de forenses junto con la Cruz Roja lograron identificar a 101 soldados hasta ahora.

Las tumbas de los caídos sin identificar

Las tumbas de los caídos sin identificar

Este trabajo fue el resultado de una ardua tarea de paciente entretejido diplomático que comenzó en el gobierno de Cristina Kirchner y que pudo concretar con la administración de Mauricio Macri. Pero los verdaderos artífices para alcanzar este acuerdo fueron Diego Rojas Coronel, de la Cruz Roja Internacional; los integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forenseel ex combatiente Julio Aro y la periodista y directora editorial de Infobae Gabriela Cociffi que durante años hicieron gestiones entre familiares de caídos y el Estado para lograr la identificación.

También esta tarea se logró por el apoyo de la Comisión de Familiares de Caídos en Islas Malvinas y del Atlántico Sur representados por María Fernanda Araujo y María Alejandra González. Y por las gestiones de los embajadores de Gran Bretaña Mark Kent y el argentino Carlos Sersale di Cerisano.

Los estudios de reconocimiento de los restos estuvieron a cargo de Morris Tidball-Binz junto con 14 especialistas forenses de Argentina, Australia, España, Chile, México y el Reino Unido.

La semana pasada el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, viajó a Suiza y mantuvo reuniones con diversos equipos de trabajo del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de ONU y con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Según pudo saber Infobae, en esta reunión con las autoridades de la Cruz Roja hubo un reconocimiento por el desarrollo del “Proyecto Plan Humanitario Malvinas” y allí fue cuando Avruj recibió la invitación de la CICR para exponer en noviembre próximo en Ginebra ante embajadores y representantes de distintos gobiernos de países del mundo para explicar la metodología y los alcances de este plan, junto a representantes de Gran Bretaña y los familiares que participaron del procedimiento.

El secretario de DDHH Claudio Avruj (Adrián Escandar)

El secretario de DDHH Claudio Avruj (Adrián Escandar)

Será un encuentro de dos jornadas. En la primera de ellas, funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores disertarán acerca de los pormenores del acuerdo que derivó en la tarea realizada.

Por otra parte, la Secretaría de Derechos Humanos explicará al día siguiente los detalles del procedimiento, con todas sus particularidades, desde la convocatoria a los familiares, pasando por la toma de muestras, las identificaciones positivas y el viaje a las islas en marzo último, entre otras consideraciones especiales.

“Es un honor que el mundo reconozca lo que estamos haciendo”, reflexionó Avruj al ser consultado por Infobae. A la vez, destacó: “Fuimos presentados como un ejemplo ante el mundo. Nos llena de orgullo que el diálogo abierto y sincero que el Gobierno ha vuelto a tener con todos los sectores tenga este aval de la comunidad internacional. Es un motivo más para seguir creyendo que debemos poner el Estado al servicio de la gente”.

Fuentes del Foreign Office comentaron a Infobae que también en Londres están muy satisfechos con la tarea humanitaria realizada con la Cruz Roja en las islas Malvinas y ratificaron que un representante de la diplomacia británica acudirá a Suiza para el reconocimiento que les hará la CICR.

En la Cruz Roja Internacional sostienen que el caso de identificación de soldados en Malvinas que culmina con un éxito hasta ahora es “un caso único” y revelaron que será puesto como ejemplo en el mundo para avanzar con otros casos similares.

FUENTE: www.infobae.com

Compartí

0
Shares

CHASCOMÚS: EVENTO IMPERDIBLE, RECONOCIDO POR LA CRUZ ROJA COMO UN “EJEMPLO MUNDIAL A SEGUIR”

18 Oct 18
Alberto Mena
No Comments

 

Los ex combatientes de Malvinas de Chascomús, tienen la satisfacción de invitar a los vecinos de nuestra ciudad a la charla que brindara el ex combatiente Julio Aro, evento que es organizado conjuntamente con la Orquesta-Escuela de Chascomús, y que se realizará en el salón principal del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, en cuya sede de Remedios de Escalada Nº 160, tendrá lugar este viernes 19 de octubre a las 20:00 horas.

Julio Aro es presidente de la fundación “No me Olvides”, institución que desde el año 2008 viene trabajando en la preservación de la memoria de Malvinas y, especialmente, de la de los argentinos caídos en combate.

Otra de las iniciativas en la que trabaja la fundación es la denominada “Mis Huellas en Malvinas”, consistente en gestionar el viaje a Malvinas para delegaciones estudiantiles, con la finalidad que los jóvenes tengan la oportunidad de dejar alguna forma de testimonio de su paso por las islas, como homenaje a los caídos en combate.

 

 

Este viernes, Julio Aro, a quien se ha tenido el gusto de conocer personalmente hace unos días, con motivo de su visita a la Orquesta Escuela de Chascomús, en cuya sede fueron invitados los ex combatientes locales por esta reconocida institución local, estará en nuestra ciudad para relatar la que constituye una misión humanitaria sin precedentes en los últimos años: el proceso de identificación de los soldados caídos en combate durante el conflicto de Malvinas, inhumados en el Cementerio de Darwin, y cuyas tumbas sólo estaban identificadas por una placa de mármol, con la conocida frase “Soldado Argentino solo conocido por Dios”.

Este proceso, si bien fue el anhelo de muchos familiares de caídos y de organizaciones de Ex Combatientes durante estos 36 años, recién pudo ponerse en marcha en el último año.

Julio Aro es uno de los principales impulsores, y quien se puso al hombro la compleja tarea que consistió, por un lado, en gestionar el acuerdo bilateral indispensable, y por el otro, el más sensible, el de solicitar, y, en algunos casos, poder convencer a los familiares directos de los caídos para la obtención de muestras de ADN, vitales para realizar la identificación.

Como ha sido difundido por los medios nacionales y de todo el mundo, han sido parte esencial en esta misión el coronel retirado británico Geoffrey Cardozo, la periodista Gabriela Coccifi, y por intermedio de ésta, hasta el reconocido músico Roger Waters (Ex integrante de Pink Floyd)

Cabe decir que logrado el convenio entre ambos países, se dio intervención a la Cruz Roja Internacional y al Equipo Argentino de Antropología Forense, entidades que llevaron adelante el delicado proceso científico de exhumación de los restos y evaluación de compatibilidad de los respectivos ADN, cuyo exitoso resultado ha permitido, hasta la fecha, la identificación de 101 combatientes argentinos caídos.

Cabe resaltar que por la invalorable tarea que ha desarrollado Julio Aro, junto a las personas mencionadas, le fue conferido el reconocimiento “Dos rosas por la Paz”, otorgada por la organización homónima, en la residencia del embajador argentino en Londres.

Asimismo, la Universidad Nacional de Mar del Plata, junto con otras instituciones trabaja para la postulación de Julio Aro al Premio Nobel de la Paz.

FUENTE: www.larevistadigital.com.ar

Compartí

0
Shares

El presidente de la Fundación “No me olvides” Julio Aro visitó la Unidad 13 de Junín

18 Oct 18
Alberto Mena
No Comments

 

Por Javier Orellano, corresponsal de NOVA en Junín

En la Unidad Penal N° 13 de Junín, junto al jefe de Complejo Zona Norte Roberto Arancibia, fue recibido el ex combatiente de la guerra de las Malvinas, Julio Aro, quien se encuentra como director de la investigación de identificación de los caídos en el conflicto bélico del sur, que lo posiciona como nominado para el premio Nobel de la Paz.

El evento se realizó en el día de la identificación número 101 del soldado Mario Ramón Luna, caído en Malvinas el 28 de mayo del año 1982, dando batalla al comando británico, a sus 18 años de edad, quien era oriundo de Santiago del Estero.

Aro arribó acompañado por el dirigente del gremio SMATA seccional Junín, Carlos Rodríguez, quien se encuentra colaborando con la fundación “No me olvides”, creada y presidida por Aro con base en Mar del Plata, junto a padres de soldados que fueron parte de la guerra.

La jornada de intercambio fue organizada por el jefe de Asistencia y Tratamiento, Miguel Santillán y la coordinadora de Educación y Cultura Fany Flores con internos referentes de todos los pabellones.

Se interactuó en pos de la superación personal y situaciones conflictivas ante la sociedad, intercalando vivencias de los ex combatientes desde los comienzos de la guerra hasta la fecha. Las experiencias en cuanto a la vida personal de ellos (el después de la guerra), y continuación familiar y social propia de los ex combatientes como de las familias que hoy tienen a sus héroes en su corazón.

Dentro de la jornada de intercambio, la Jefatura de Unidad a cargo del director Víctor Martínez, junto a su personal y los detenidos sorprendieron a Julio con la noticia de que la Escuela de Cerámica Xul Solar, con extensión en nuestra casa,  será la encargada de elaborar con sus alumnos el mural que dará reconocimiento a las madres de los ex combatientes caídos en  Malvinas.

El proyecto se basa sobre la lucha de las madres y los soldados durante la guerra y pos, de la misma. Se trabajará sobre mural rompe-cabeza en la que una pieza realizada en terracota del mismo, la llevará Aro a la Fundación “No Me Olvides”, hasta el día que reconozcan todos los caídos, entonces allí traerá la pieza y completaremos el rompecabezas para hacer homenaje a sus madres y la lucha de los combatientes.

Será la primera vez que se haga un monumento a las madres de los héroes en Malvinas y a su vez, para acompañar la lucha de Julio. Se realizarán suovenirs con la réplica que se colocará en nuestra casa, para que Aro haga entrega en el extranjero y se represente a los héroes argentinos caídos en la guerra de Malvinas y a sus progenitoras.

Para finalizar, se le hizo entrega de 75 mochilas y 40 bolsas de Jardín, para la fundación, ya que serán destinadas a los jardines y colegios carenciados de la provincia, proyecto realizado con la Fundación  SMATA y SPB (Unidad Trece).

“Para mí es muy gratificante poder estar aquí, me gusta mucho ayudar y creo que de alguna manera lo vivido puede enseñar a superar miedos- traumas- inseguridades que te bloquean para seguir avanzando. Vine porque me llena de alegría poder interactuar con ustedes y me voy repleto de amor y virtudes, algo que no me esperaba” expresó Aro.

Y finalizó diciendo: “En nombre de las madres les digo gracias, es la primera vez que se las reconoce en la historia y realmente se merecen el reconocimiento por haber entregado lo más preciado “que es un hijo” y tener el valor de poder identificarlo después de la guerra, realmente merece homenajearlas”.

 

FUENTE: www.agencianova.com

Compartí

0
Shares

Ya son 100 los soldados identificados en Malvinas

06 Oct 18
Alberto Mena
No Comments

1, 10, 100

Por Beto Mena ( periodista de Radio Brisas 98.5 – Mar del Plata )

Números, cifras, cantidades. En realidad, hay muchísimo más detrás de ellos.

En 1 año, después de un trabajo que llevó 10, 100 Héroes de Malvinas recuperaron su identidad, 100 tumbas dejaron de tener una lápida con la inscripción “Soldado Argentino Solo Conocido por Dios” para tener grabado un nombre y un apellido.

Haber logrado esto en menos de un año parece el final de una película. Pero detrás de esto hay una gran historia de lucha, de perseverancia, de convicciones firmes y de trabajo incansable. Y ese número cobra otra dimensión cuando se tiene en cuenta que se logró en menos de doce meses lo que no se hizo en 36 años. Y no es tiempo de preguntarse por que los argentinos tardamos tanto en darnos cuenta que esto era posible. Es tiempo de reconocer a aquellos que acompañaron el sueño de un simple soldado argentino que creyó fervientemente que esto podía lograrse  y que había más de 120 familias que después de haber dado a la Patria lo más valioso que tenían, la vida de sus hijos, no se merecían la enorme tristeza de no saber donde habían sido enterrados. Porque no sólo Dios los conocía. Había madres, padres, hermanos, amigos, que compartieron sus vidas hasta que la guerra, la peor pesadilla que puede vivir un pueblo, se los arrebató.

Y nada fue fácil, ni siquiera lo es hoy. Julio Aro, ese soldado que en el 2008 decidió junto a un grupo de amigos comenzar a decir que no era imposible, que si los gobiernos ponían por encima de cualquier interés la cuestión humanitaria, que si los rencores daban paso a la posibilidad concreta de lograr devolverle a los Héroes su identidad, logró demostrar que lo que parecía una utopía podía convertirse en una realidad.

Hoy es tiempo de agradecer a muchas personas que creyeron y acompañaron el proyecto de los ADN. Geoffrey Cardozo, el coronel británico que fue quien permitió que tantos años después este sueño se pudiera cumplir, enterrando a los combatientes argentinos con todos los honores y mostrando que detrás de un soldado enemigo puede haber un gran hombre. Gaby Cociffi, una periodista que tomó como suya esta causa cuando conoció esta historia y logró que se abrieran puertas que hasta ese momento estaban cerradas. Roger Watters, el genial músico de Pink Floyd, que increíblemente fue la persona que terminó de convencer a quienes podían como autoridades actuar, lo hicieran. A los papás y mamás que como siempre decimos en la Fundación No Me Olvides, lograron convertir el dolor en fuerza creativa. A los funcionarios que pusieron todo lo necesario para que la tarea de recorrer gran parte del país para hablar con las familias de los caídos fuera posible. A la Cruz Roja Internacional y al Equipo de Antropología Forense por el profesionalismo y el respeto para llevar adelante la tarea de obtener las muestras para realizar los estudios. A los que creyeron desde el primer momento que este proyecto no tenía ningún otro objetivo que no fuese lograr llevar el alivio a las familias que finalmente podrán saber debajo de qué cruz descansan sus hijos. A los que se opusieron en un principio pero terminaron reconociendo el logro alcanzado, porque es entendible la desconfianza cuando se trata de algo tan sensible. A los medios de comunicación que siempre estuvieron. Y a todos aquellos que tuvieron una palabra de aliento, que acompañaron de una u otra manera este proceso.

100 es un número importante. Pero cada uno de los números que se van sumando hasta alcanzar esa cifra esconde una historia, un rostro, una familia, lágrimas y angustias, orgullo y dolor. Hoy podemos decir con emoción que a cada uno de esos números pudimos ponerle el nombre y el apellido de un argentino que entregó su vida por la Patria. Hoy , además de Dios, muchos más los conocemos y sabemos que serán para siempre nuestros Héroes de Malvinas. Ya falta mucho menos

Compartí

0
Shares

Son 100 los identificados de Malvinas: la heroica historia del soldado que gritó “¡Cuidado, emboscada!” antes de morir y salvó a sus compañeros

04 Oct 18
Alberto Mena
No Comments
Hoy la familia del teniente primero -capitán post mortem- Rubén Eduardo Márquez recibió en el Espacio de la Memoria, Secretaría de Derechos Humanos, la notificación de que sus restos fueron identificados en Darwin. La conmovedora lucha por la identidad de una madre que murió sin saber dónde estaba su hijo y el legado que le dejó a sus nietos
Rubén Eduardo Márquez
Rubén Eduardo Márquez

Cuando se bajó del avión Hércules vio el aeropuerto bombardeado y las camillas con soldados heridos. La guerra le golpeó la cara tan fuerte como el viento de las islas. Él se alejó de la pista, se arrodilló sobre la tierra y besó el suelo de Malvinas.

Cuatro días más tarde, herido de muerte durante una misión de exploración, su sangre regó esa misma turba que tanto sintió amar cuando pisó por primera vez la Isla Soledad.

El teniente primero Rubén Eduardo Márquez -capitán post mortem- era integrante de la 2a Sección de Asalto de la Compañía de Comandos 602, al mando del entonces mayor Aldo Rico.

Con las últimas luces del día, el 29 de mayo de 1982, Márquez, junto a su sección, partió en una misión de reconocimiento. En la madrugada del día siguiente, se ordenó explorar las alturas del Monte Simmons desde donde había surgido una bengala durante la noche. Márquez y el sargento primero Oscar Humberto Blas fueron designados para encabezar la misión.

Subieron hasta un peñasco cuando los disparos de una ametralladora quebraron el silencio. Luego llegó una explosión. Eran las  nueve y media de la mañana en el cerro Bluff Cove Peak y se enfrentaban a los comandos británicos del SAS (Servicio Aéreo Especial) que los habían descubierto.

Márquez gritó “¡Cuidado, emboscada!” alertando a sus compañeros y quedó como blanco de los ingleses, comandados por el mayor Cedric Delves.  El teniente primero lanzó granadas y Blas comenzó a disparar. En su acción, hirieron a dos soldados británicos y frenaron el avance enemigo.

La ceremonia con honores que los británicos hicieron en Darwin al enterrar a los soldados argentinos

La ceremonia con honores que los británicos hicieron en Darwin al enterrar a los soldados argentinos

La patrulla pudo replegarse, pero las ráfagas de las ametralladoras enemigas perforaron sus cuerpos. Ambos cayeron dando combate. Sus restos quedaron bajo la nieve: Márquez muy lejos de su Coronda natal, en Santa Fe; Blas a miles de kilómetros de la bella Salta. Luego, los ingleses llevarían sus cuerpos sin identificar al cementerio de Darwin.

En su informe el coronel Geoffrey Cardozo -a cargo de la difícil tarea de recoger los cuerpos de los soldados argentinos y darle honorífica sepultura- los anotó con los números U.C.202.735 y U.C. 203.738, serie 189 y 190, en la parcela B, fila 5, tumbas 9 y 10. Sus lápidas decían Soldado Argentino Solo Conocido por Dios.

Y así fue durante 36 años. Hasta que la causa impulsada desde 2008 por el veterano Julio Aro -con el apoyo de esta periodista y hasta del músico Roger Waters– logró que en el marco del Plan Proyecto Humanitario, llevado adelante por la Secretaria de Derechos Humanos a cargo de Claudio Avruj y la Cruz Roja Internacional, los cuerpos de los héroes pudieran recuperar el nombre que habían perdido en la guerra.

Oscar Blas fue uno de los primeros identificados. Su esposa Nora y su hija menor Lucía fueron informadas el 7 de diciembre de 2017. La ubicación de su tumba en el cementerio es D.B.5.10, que significa “Darwin, sector B, fila 5, tumba 10”.

La Compañía de Comandos 602 al salir de Campo de Mayo hacia las islas Malvinas en 1982

La Compañía de Comandos 602 al salir de Campo de Mayo hacia las islas Malvinas en 1982

Rubén Márquez en cambio hasta ahora no había sido identificado. El heroico capitán es hoy el soldado número 100 que recupera su identidad.

Su sobrina Lorna Márquez, junto a su hermana Victoria, viajaron especialmente esta mañana desde Santa Fe hasta el Espacio de la Memoria, donde fueron informados sobre el resultado positivo del ADN. El caso de Márquez fue uno de los cinco que, en la primera etapa de trabajo del Equipo de Antropología Forense, no pudo determinarse la identidad porque las muestras -al no ser parientes directos como padres o hermanos- no habían sido suficientes para dar la certeza que requieren los científicos en las pruebas genéticas.

Lorna, que había dado su sangre en busca de ese tío que perdió en la guerra, voló a las islas el 26 de marzo, en ese viaje histórico donde 248 familiares llegaron hasta Darwin para honrar por primera vez a sus seres queridos frente a cruces que llevaban sus nombres y apellidos.

Aunque el proceso de identificación no estaba concluido, ella siempre supo dónde estaba enterrado su tío: “Su tumba está al lado de la de de Oscar Blas”, repetía con certeza. “Murieron juntos y así los enterraron”.

Lorna y Victoria, sobrinas del capitán Márquez frente al Museo Malvinas con la foto de su tío (Adrián Escandar)

Lorna y Victoria, sobrinas del capitán Márquez frente al Museo Malvinas con la foto de su tío (Adrián Escandar)

Emocionada relató cómo, junto a sus hermanos, vivieron con intensidad este proceso de reconcimiento. Ellos, fueron los encargados de seguir el legado y la lucha de su abuela Elda Gazzo, que murió buscando a su hijo.

“Le prometimos seguir con su búsqueda. Ella siempre hablaba de Rubén. Y golpeó todas las puertas que pudo, fue a todos los actos por Malvinas, estuvo presente siempre para que no se olviden de su hijo”, reveló conmovida.

Elda había escrito muchas cartas, incluso a un sacerdote, en busca de ayuda. El padre Domingo Renaudiére de Paulis, de la Orden de los Predicadores, le respondió a esa madre que entre lágrimas le hablaba de su hijo muerto en combate: “Su carta bella y dolorida me llena de verdad y misericordia. La muerte de su hijo es la simiente de Malvinas…. Dios bendiga su dolor fecundo, su dignidad sufriente y su amor que es más hondo que la muerte. Beso su frente maternal con la veneración filial de un sacerdote que sabe, en el misterio de la Sangre de Cristo, que su gemido de madre cristiana, es el puro dolor de la Patria, iluminada desde la Herida del rey ardiente y crucificado…”.

La alianza del capitán Márquez que los integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense le entregaron a los familiares. Se había casado seis meses antes de partir hacia las islas

La alianza del capitán Márquez que los integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense le entregaron a los familiares. Se había casado seis meses antes de partir hacia las islas

La alianza del teniente primero Márquez (Adrián Escandar)

La alianza del teniente primero Márquez (Adrián Escandar)

La sobrina del teniente primero también deja caer una lágrima cuando revela que “siempre tuvimos información extraoficial de que estaba entre las tumbas 9 y 10, se lo habían dicho a mi abuela la última vez que viajó a las islas en 1998”.

¿Por qué esa madre sabía donde estaba su hijo si no había sido identificado? Lorna  relata que Elda les había contado una historia: “Cuando viajó en el 98 junto con los familiares del sargento Blas dice que en la mesita de luz había un papelito anónimo que le decía que entre la tumba 9 y la 10 estaban Oscar y Rubén. Nunca supimos quién dejó esa carta. Y nosotros nunca le creímos del todo esa historia”, se emociona.

Su abuela, sin tener certezas, solo llevada por el impulso de ese mensaje en un pequeño papel, aquella vez pudo arrodillarse frente a la cruz de su hijo.

Cuando en diciembre se supo que en la tumba 10 se encontraban los restos del sargento Blas,  los familiares de Márquez ya no dudaron: “La 9 es la del tío”,  dijo Lorna.

En ese 26 de marzo, mientras sonaban las gaitas de la Guardia Escocesa, la sobrina del teniente primero relató la tremenda emoción que significó para ellos estar allí esa tarde. “Se empiezan a cerrar las heridas de un duelo de 36 años”, se emocionó.

26 de marzo de 2018: el histórico viaje a las islas de los familiares de los soldados argentinos sepultados en Darwin que fueron identificados. (Foto Telam)

26 de marzo de 2018: el histórico viaje a las islas de los familiares de los soldados argentinos sepultados en Darwin que fueron identificados. (Foto Telam)

Conmovida, caminó hasta la tumba 9, parcela B, en la fila 5, y le rezó a su tío. Sintió el suave viento en la piel, en un día extrañamente soleado para las islas, donde las madres corrían  por primera vez hacia las cruces donde yacían los cuerpos de sus hijos: “Antes cuando llegábamos al cementerio no sabíamos dónde ir y ahora los encontramos”, decían entre lágrimas.

Y frente a las cruces blancas, mientras acariciaban las placas como si fueran los cuerpos de sus hijos, les contaron en voz alta todo lo que habían vivido en la familias desde que ellos se fueron a la guerra para no volver.

Lo más fuerte fue ver a las mamás. Mi tío se había preparado toda la vida para esto, él tenía 30 años, nació militar, murió por lo que creía… pero ver a las mamás de esos chicos, que tenían 18 años, correr a las tumbas fue muy fuerte”, se emocionó Lorna.

La madre del soldado Márquez, Elda Gazzo, durante su viaje a Darwin en 1998. Ella está junto a la tumba donde finalmente fueron reconocidos los restos de su hijo

La madre del soldado Márquez, Elda Gazzo, durante su viaje a Darwin en 1998. Ella está junto a la tumba donde finalmente fueron reconocidos los restos de su hijo

La foto de la abuela Elda en Darwin y la imagen de su tío Rubén (Adrián Escandar)

La foto de la abuela Elda en Darwin y la imagen de su tío Rubén (Adrián Escandar)

“Sentí que el tiempo que estuvimos en el cementerio no alcanzó para decirle todo lo que lo quise. Sentí que las Malvinas son nuestras y siguen siendo nuestras”, dijo conmovida la sobrina del teniente.

Conmovidas frente a los periodistas, las hermanas relatan esta historia de búsqueda incansable: “Quiero que los argentinos aprendimos que la guerra no sirve. Mi tío se preparo para eso, fue con orgullo a defender la patria. ‘Mamá la patria me llama’, dijo y partió hacia Malvinas. La noche en que murió había salido a hacer un reconocimiento porque escuchaban voces de los ingleses. Allí muere junto a Blas en una lucha cuerpo a cuerpo“.

“Mi abuela fue en busca de respuestas, siempre. Y estamos hoy acá porque ella nos inculcó que había que seguir. Teníamos que saber en qué parte del cementerio estaba. Todos los astros se asociaron para que hoy tengamos está respuesta. Hoy podemos decirle que el tío tiene su tumba con su nombre. Estar 36 años en un duelo interminable es algo que no se puede explicar“.

Victoria y Lorna se emocionaron al recordar la lucha de su abuela por encontrar a su hijo muerto en la guerra (Adrián Escandar)

Victoria y Lorna se emocionaron al recordar la lucha de su abuela por encontrar a su hijo muerto en la guerra (Adrián Escandar)

Lorna y Victoria hoy tienen en sus manos el informe que le dio el Equipo de Antropología Forense y que confirma que el teniente está en la tumba 9, al lado del sargento Blas. También tiene en sus manos un anillo que su tío llevó a las islas, que los forenses encontraron en el cuerpo. 

Es el anillo es de su boda. Se había casado seis meses antes de ir a la guerra. No teníamos conexión con la mujer de Rubén,  pero más allá de esto la alianza nos permite tener algo del tío, es como tenerlo cerca”, se conmueven.

María Fernanda Araujo, presidenta de la Comisión de Familiares de Malvinas, Claudio Avruj, Lorna y Victoria Márquez y Leo Szuchet, jefe de Gabinete de la Secretaría de Derechos Humanos (Adrián Escandar)

María Fernanda Araujo, presidenta de la Comisión de Familiares de Malvinas, Claudio Avruj, Lorna y Victoria Márquez y Leo Szuchet, jefe de Gabinete de la Secretaría de Derechos Humanos (Adrián Escandar)

Los recuerdos las abrazan mientras cuentan la historia del héroe, y se emocionan porque saben que finalmente pudieron cumplir el deseo de su abuela.

“En la casa de la abuela había un pasillo donde estaban todas las fotos, los premios, las medallas y trofeos del tío. Era el pasillo de los recuerdos de Rubén. Era imposible no tenerlo presente”, dicen.

Y cuentan las tardes que pudieron compartir con él en su ciudad natal: “Cuando el tío tenía franco agarraba su Citroen y su perro y se iba a Coronda. Subirnos al auto y pasear por la ciudad era increíble. Era todo un honor pasear en el auto con el tío.Todos lo conocían y le decían ‘Chilo’, por el nombre del pájaro Cachilo, por su bautismo de paracaidista”.

Las islas Malvinas tatuadas en la piel de la sobrina de Márquez (Adrián Escandar)

Las islas Malvinas tatuadas en la piel de la sobrina de Márquez (Adrián Escandar)

“Que todas las familias tengan fe, todo llega. Este es nuestro momento de sanación. Estamos teniendo las respuestas que necesitamos durante tanto tiempo”, concluyen.

Desde hoy la familia Márquez podrá  volver a las islas, y en la placa de granito negro leerá por primera vez en 36 años el nombre de Rubén Eduardo Márquez, ese tío heroico que “se mostró frente al enemigo para salvar a sus compañeros”.

FUENTE: www.infobae.com

Compartí

0
Shares

Identificaron a dos nuevos soldados en Malvinas

30 Sep 18
Alberto Mena
No Comments

Hay dos nuevas identificaciones de soldados de Malvinas: el zurdo que soñaba con ser estrella de fútbol y el guitarrista que amaba la música

Por: Gaby Cociffi ( Directora Editorial de INFOBAE )
La Secretaria de Derechos Humanos confirmó la identificación de Mario Gustavo Rodríguez y Jorge Alfredo Maciel. Ya son 99 los soldados que recuperaron sus nombres en el marco del Proyecto Humanitario

Nélida Fuentes, madre del soldado Jorge Alfredo Maciel tiene en sus manos el informe que confirma la identificación de los restos de su hijo en Darwin
Nélida Fuentes, madre del soldado Jorge Alfredo Maciel tiene en sus manos el informe que confirma la identificación de los restos de su hijo en Darwin

Con el informe entre sus manos que le indica que el cuerpo de su hijo yace definitivamente en el cementerio de Darwin, Nélida Ester Fuentes deja caer una lágrima de emoción.

La madre del soldado Jorge Alfredo Maciel esperó 36 años para poder reencontrar a ese hijo que perdió en la guerra, el 11 de junio de 1982, durante la cruenta batalla de Monte Longdon. Su cuerpo no había sido identificado y había sido enterrado bajo una lápida que decía Soldado Argentino Solo Conocido por Dios.

Pero hoy finalmente ella, que tanto lo buscó, supo que Jorge está en el camposanto argentino en las Malvinas. Esta mañana, en el Espacio de la Memoria, y en el marco del Plan del Proyecto Humanitario, los antropólogos del Equipo Argentino de Antropología Forense y los funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Claudio Avruj, le informaron que el nombre de Maciel se suma a la lista de los 97 soldados que ya fueron identificados.

La breve historia de 18 años de Jorge cuenta que nació en Villa San Alberto, un paraje de San Andrés de Giles, donde creció junto a su hermana y el cuidado de sus padres Alfredo y Nélida. En la humilde casa todos trabajaban y ponían el hombro, así que desde pequeño ayudó en un tambo mientras asistía a la Escuela 23.

A los 16  buscó su primer trabajo “con un sueldito” para ayudar a su familia y  fue operario fabril en una empresa textil  de Cortínez, partido de Luján. Pero la música le llenaba el alma, y en sus pocos ratos libres aprendió a tocar la guitarra. En 1981 le llegó el servicio militar en Infantería de Marina, su destino fue el Batallón Infantería Comando (BICO) en Puerto Belgrano.

Cuando estalló la guerra, Jorge se ofreció como voluntario. Fue destinado al Grupo de Ametralladoras 12,7, para defender Monte Longdon.

Las cartas que llegaron desde las islas mostraban que se sentía conmovido con el paisaje de viento y soledad: “Como ya les dije, estoy muy contento de estar defendiendo nuestras Islas Malvinas, que ya son nuestras. Y no se preocupen por mí, que si me matan no se pierde nada”, escribió.

Jorge Maciel antes de partir hacia la guerra

Jorge Maciel antes de partir hacia la guerra

En la noche de 11 de junio los soldados del III Cuerpo de Paracaidistas ingleses avanzó sobre Monte Longdon, en medio de un intenso bombardeo naval. La explosión de una mina, detonada por un soldado británico, puso al descubierto el avance enemigo. Mientras las explosiones hacían temblar el suelo de las islas, los soldados tuvieron que cambiar su plan de batalla. Las ametralladoras que en un principio habían sido destinadas para proteger al Regimiento de Infantería 7 de un posible ataque de helicópteros comenzaron a disparar al enemigo en tierra. Hubo una primera retirada de la tropa de elite inglesa, que horas más tarde atacó nuevamente. Jorge fue alcanzado por un proyectil durante esa sangrienta madrugada.

Nélida tardó mucho tiempo en saber la verdad. Primero le dijeron que su hijo era un“desaparecido en combate”. Años más tarde supo que había caído en la batalla de Monte Longdon. Finalmente, recién en 2014, pudo conocer al hombre que lo vio morir, el cabo primero Domingo Lamas.

Nélida y Lamas se habían conocido el 2 de abril de ese año, durante la vigilia que organizan los veteranos en San Andrés de Giles. Los periodistas del diario La Nueva los invitaron a la redacción para que pudieran decirse todo lo que habían callado durante años.

“Al soldado Maciel lo conocí cuando me asignaron a cargo de una compañía en Puerto Belgrano. Volamos a Malvinas el 16 de abril y, allí la compañía se dividió en tres secciones. Con Jorge fuimos designados a Monte Longdon con el objetivo de acompañar al Batallón 7″, reveló el cabo primero Lamas.

Y frente a la madre de su soldado caído, por primera vez relató cómo fueron esos últimos minutos en que Jorge murió dando batalla.

El encuentro entre Nélida Fuentes, madre soldado Maciel, y el cabo primero Domingo Lamas (La Nueva)

El encuentro entre Nélida Fuentes, madre soldado Maciel, y el cabo primero Domingo Lamas (La Nueva)

“A las 2 de la mañana me avisaron que había hombres heridos en el frente y cuando intento llegar hasta el lugar me encuentro a Jorge y otro conscripto que habían perdido su posición. Les pedí que se quedaran cuerpo a tierra porque el combate era muy intenso y pensé en ir a buscar una ametralladora para cubrir su retirada. Minutos después, cuando estaba en posición, ellos empezaron a correr agazapados hacia mí, pero una ráfaga enemiga los alcanzó“.

Maciel había recibido varios disparos en su espalda. Lamas intentó ayudarlo, corrió hacia él y lo retiró de la zona de fuego. “No teníamos médicos en ese momento y como las heridas eran muy graves murió minutos después”, relató conmovido.

En San Andrés de Giles Jorge tiene dos monumentos: uno en su ciudad natal, el otro  en el Mercado Central. Una calle y un colegio llevan su nombre. Desde hoy una placa en el cementerio de Darwin dirá que el héroe ya no es un Soldado Solo Conocido por Dios.  Y su madre, que tanto lo extraña desde aquel 6 de marzo de 1982 cuando lo abrazó por última vez, podrá después de 36 años dejar una flor en esa cruz que rezará su nombre: Jorge Alfredo Maciel.

Adriana, hermana del soldado Mario Gustavo Rodríguez, muestra el informe de la Secretaría de Derechos Humanos con la identificación

Adriana, hermana del soldado Mario Gustavo Rodríguez, muestra el informe de la Secretaría de Derechos Humanos con la identificación

La historia del soldado Mario Gustavo Rodríguez también está llena de heroísmo y sueños rotos. Cuando hoy Adriana, su hermana, recibió la notificación de que había sido identificado sintió que los años de silencio y dolor volvían con fuerza para abrazarla.

“Se fue a fines de marzo del 82 a Malvinas. Fui a despedirlo a La Plata. Él no estaba en la lista para ir a las islas, pero se anotó como voluntario”, recuerda emocionda frente a Infobae.

Y desgrana con amor los años que pudo disfrutar de su hermano menor.

Mario nació en San Martín, el 16 de junio de 1962. Cuando recién había cumplido los tres años, sus padres se separaron y sus abuelos Francisca y Eusebio se hicieron cargo de la crianza de los pequeños.

Su madre Norma del Valle Guerrero partió hacia Santiago del Estero, donde aún vive, y pudo formar una nueva familia. Su padre, Mario Rodríguez, trabajaba como empleado metalúrgico y también pudo rehacer su vida.

Tuvieron una infancia difícil, donde las tías siempre presentes y los abuelos hicieron de mamá y papá. Mario y su hermana Adriana crecieron muy unidos y compartiendo sueños.

Después de terminar la secundaria en Almirante Brown, Mario había empezado a trabajar en el taller de chapa y pintura con su tío José. “Pero a él le gustaba mucho jugar al fútbol, su sueño era llegar a primera. Estaba jugando en club Talleres de Remedios de Escalada cuando le tocó ir a la guerra. Era zurdo jugando al fútbol, pero no al escribir…”, recuerda Adriana.

Partió a las islas sintiendo que se estaba enamorando de una chica del barrio, a quien nunca presentó como novia oficial pero se  preocupó de mandarle saludos y recuerdos en cada una de las cartas que envió desde las islas.

El 11 de junio de 1982, cerca de las dos y veinte de la tarde, las bombas de los Sea Harrier cayeron sobre Moody Brooke. Allí, tres soldados murieron en el bombardeo. Mario Gustavo Rodíguez, condecorado como héroe post mortem, fue uno de ellos.

Faltaban tres días para que el general Mario Benjamín Menéndez firmara el cese el fuego frente al general británico Jeremy Moore y finalizara la guerra de Malvinas.

“Primero nos dijeron que era desaparecido en acción, pero muchas explicaciones no nos dieron. Veinticinco años más tarde, un compañero de la X Brigada me buscó para contarme la verdad”, cuenta Adriana.

“José Luis Sandino estuvo en la guerra con mi hermano y me contó cómo murió. Los militares nos dijeron que le había pegado una esquirla, pero la verdad fue otra: él entraba a una guardia y en ese momento pasó el avión inglés y tiró la bomba.  Mosto y  Jose Indino, murieron con él”.

Norma, madre de Mario Gustavo Rodríguez.

Norma, madre de Mario Gustavo Rodríguez.

Adriana tuvo muchas dudas antes de dar la muestra de sangre para la identificación: “Cuando Julio Aro -el veterano que impulsó la causa- fue a verme a mi casa en 2009 yo le dije que creía que los ingleses habían hecho un pozo gigante y que el cementerio era como una puesta en escena. Después me contaron del extraordinario trabajo que hizo el coronel inglés Geoffrey Cardozo, cuidando con tanta dignidad los cuerpos, y no lo pude creer”, le dice a Infobae.

En 2001, cuando por primera vez viajó a Darwin, nadie le había avisado que Mario no estaba reconocido: “Recorrí todo el cementerio buscando el nombre de mi hermano y no lo encontré. Me senté en una cruz cualquiera y dejé allí la placa que había llevado. Fue tristísimo”.

Hoy Adriana sabe que Mario está en la tumba DA1-19 “y eso me trajo paz y alivio, aunque todo lo vivido hoy fue muy fuerte”, revela.

Esta tarde llamó a su madre por teléfono y le contó: “Mario está en el cementerio”. Asegura que Norma del Valle Guerrero le dijo que eso la hacía feliz.

En Herrera, donde Norma vive, cuentan que la mujer se levantó todas las mañanas durante años para esperar un tren que ya no pasa, y allí sentada en la estación aguardar a que su hijo descienda de esos vagones invisibles  vestido con su uniforme militar. Norma desde hoy ya no lo espera, pero siente paz: “Él está con Dios”.

FUENTE: www.infobae.com

Compartí

0
Shares

La Fundación No Me Olvides junto a SMATA donará una camioneta a una escuela de Corrientes

30 Sep 18
Alberto Mena
No Comments

Otro sueño cumplido con la Fundación No me olvides: la camioneta para la comunidad educativa de la Escuela 216.

Desde 2010, cuando los miembros de la Fundación No me olvides conocimos a la comunidad educativa de la Escuela 2016 “Héroe de Malvinas Gabino Ruíz Díaz”, del Paraje La Elisa, en la Provincia de Corrientes, comenzamos con ellos una hermosa relación. Ver cómo día tras día las niñas, niños y docentes “hacen Patria” al ir a la escuela en medio del campo, donde no solo se imparte instrucción escolar, sino también se alimenta a los chicos de manera física y espiritual, aun en condiciones muy adversas, nos impulsó a querer ayudarlos desde Mar del Plata por todos los medios posibles. El primer sueño cumplido, con ayuda de muchísima gente, fue ponerles el piso de cerámicos en todo el establecimiento. Luego llegaron otras donaciones, de ropa, calzados, libros, útiles escolares, y hasta decenas de bicicletas. También pudimos cumplir, siempre con una inmensa cuota de colaboración desinteresada de instituciones, gremios y vecinos, el sueño de traer a alumnos, docentes, padres y tutores a conocer el mar, otra experiencia conmovedora de casi 1.300 kilómetros de ansioso recorrido.
Pero desde el primer día, los miembros de la Fundación No me olvides, teníamos otro anhelo, casi una obsesión: poder conseguirles una camioneta que reemplazara a la vieja Ford modelo 1972 en la que la mayoría de directivos y docentes hacían 30 kilómetros de ida y otros tanto de vuelta en un camino que muchas veces se ponía prácticamente intransitable.
Llevamos adelante campañas, hicimos numerosos pedidos a diversos políticos y empresas, visibilizamos la necesidad de conseguir un nuevo vehículo durante meses, muchas personas se prestaron a colaborar con los medios que estaban a su alcance, pero no era fácil conseguir la donación de una nueva camioneta.
Hasta que los amigos del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, SMATA, extraordinarios colaboradores de la Fundación No me olvides, nuevamente mostraron su empeño indeclinable y, tras meses de diversas gestiones, consiguieron que Toyota Argentina se sumara a esta causa: donar una moderna camioneta para que los sacrificados maestros correntinos puedan llegar sin zozobras a cumplir con su trabajo diario en plena zona rural, y seguir “haciendo Patria” junto a sus alumnas y alumnos.
Infinitas GRACIAS a todos los que pusieron su granito de arena en todo momento y desde diferentes lugares del país, y sobre todo nuestro renovado aplauso para SMATA y Toyota Argentina por su compromiso. La comunidad de la Escuela 216 “Soldado Héroe de Malvinas Gabino Ruíz Díaz” hará el mejor uso de este vehículo.

Compartí

0
Shares

El EMBAJADOR DE GRAN BRETAÑA SE REUNIO CON LA FUNDACION NO ME OLVIDES

16 Sep 18
Alberto Mena
No Comments

Durante su participación en la reunión de ministros de comercio del G20 realizada en Mar del Plata, el Embajador del Reino Unido de Gran Bretaña se reunió con integrantes de la Fundación No Me Olvides para conocer las actividades que esta institución viene desarrollando. Mark Kent destinó el receso del mediodía del viernes 12 de setiembre para realizar un encuentro informal con las personas allegadas a la Fundación con quienes mantuvo una charla sumamente amena y fuera de todo protocolo. De la misma participaron Julio Aro, Federico Planes ( papá del Héroe Gustavo Marcelo Planes ), el ex piloto de la Fuerza Aérea Carlos Cachón, veteranos de la Guerra de Malvinas de Mar del Plata y Balcarce, el múltiple campeón de natación en aguas abiertas Claudio Plit y nadadores del Cruce por la Identidad  y el Desafío del Atlántico Sur ( pruebas de natación que se realizan en apoyo del proyecto de los ADN ), la deportista marplatense catalina Giacaglia, que el año que viene realizará el Cruce del Canal de la Mancha,  algunos de los alumnos que viajaron a las islas en el marco del proyecto Tu Huella en Malvinas, el director de cine Miguel Monforte y el periodista Alberto Mena ( miembros de la comisión ) y demás integrantes de No Me Olvides. Durante más de una hora y media el embajador escuchó cada uno de los testimonios y expresó su respeto y admiración para con la tarea que se viene realizando en la identificación de los cuerpos sepultados en el Cementerio de Darwin . Tuvo palabras muy  emotivas para con don Federico Planes así como también escuchó el testimonio cargado de emoción de alguno de los veteranos, coincidiendo en que habrá que trabajar en el futuro para terminar con el conflicto territorial a través de los caminos de la paz. También se comprometió a colaborar desde su Embajada para continuar con el proyecto de los ADN para que no haya más placas con el nombre “Soldado Argentino Solo Conocido por Dios”, así como facilitar cualquier trámite que se necesite para las tareas que realice la Fundación y esté dentro de su órbita.

Compartí

0
Shares