Blog Detail

Lo que la guerra no pudo: enemigos en Malvinas, amigos y unidos por la paz

16 Mar 19
Alberto Mena
No Comments

El excombatiente marplatense Julio Aro y el coronel británico Geoffrey Cardozo, postulados al Premio Nobel e impulsores de la identificación de los soldados argentinos caídos, estuvieron en Mar del Plata tras regresar de las Islas junto a familiares. “Faltan 10, hacemos todo para lograr el objetivo”, dijeron.

El excombatiente marplatense Julio Aro y el coronel británico Geoffrey Cardozo, juntos en Mar del Plata tras regresar de Malvinas.Comentarios

En 1982 nadie habría pensado en la posibilidad de que un soldado argentino se estrechara en un abrazo fraterno con un coronel inglés. El tiempo, pero sobre todo un sueño con un valor humanitario de tal dimensión que fue postulado al Premio Nobel de la Paz, lo hizo posible.

“Faltan 10, solo 10”, repiten el excombatiente marplatense Julio Aro y el coronel británico Geoffrey Cardozo en Mar del Plata, a horas de haber regresado de Malvinas junto a un nuevo grupo de familiares que viajó para identificar a sus seres queridos. “Faltan 10”, porque ya son 112 los combatientes identificados en el cementerio de Darwin tras pasar 35 años enterrados con la placa anónima con el mensaje “Soldado argentino solo conocido por Dios”.

Julio y Geoffrey le ponen nombre al honor. A 48 horas de una nueva y emotiva visita a las Islas, invitados por la Universidad Nacional de Mar del Plata en el marco de la postulación de ambos al Premio Nobel de la Paz, compartieron sus emociones en esta experiencia vivida junto a familiares de soldados caídos en Malvinas.

“Estamos muy felices, es increíble lo que hemos vivido, una etapa divina con acontecimientos únicos”, dijo Aro, principal impulsor del proceso de identificación de los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin.

“Cada visita es única pero esta fue especial. Dos horas antes de salir hubo una noticia, diciéndole a dos familiares más que tenían a sus hijos reconocidos. Vamos en una cuenta regresiva. Faltan 10 compañeros, en el transcurso el año vamos a llegar a un número muy importante”, dijo.

Tras la identificación de 112 excombatientes, se trabaja en completar el proceso con los otros diez. “Con algunos de sus familiares logramos contactarnos y dieron su muestra de sangre; estamos a la espera de esos resultados de laboratorio. Con otros todavía nos falta encontrar a su familia”, explicó el titular de la Fundación No Me Olvides.

El capitán inglés Geoffrey Cardozo fue una pieza clave para devolverle la dignidad e identidad a los soldados argentinos que murieron en Malvinas. “Ninguna guerra tiene sentido, entonces esta tampoco lo tuvo”, le dijo a LA CAPITAL.

MALVINAS 07

En relación a este arduo proceso encarado junto con el marplatense Julio Aro, sostuvo: “Esto tiene un valor humano enorme. Estamos todos involucrados. La prensa es un vector de la comunicación importantísimo entre la gente y el equipo, un grupo de personas con profesionales forenses y antropólogos increíbles, la Cruz Roja y agrupaciones de veteranos, pero sobre todo las familias, que nos dan una esperanza enorme y son un ejemplo”.

En esta nueva visita a las Islas, por primera vez se desplegó la bandera celeste y blanca en el cementerio de Malvinas. “Para mí fue desplegar el amor; fue ver las caras de las madres y de los familiares de sentir esto por primera vez en más de 30 años. Vi sonrisas, no de fiesta, pero sí de alivio profundo“, describió.

La postulación al Premio Nobel

La Universidad Nacional de Mar del Plata viene dándole un fuerte impulso local, nacional e internacional a la postulación de Julio Aro al Premio Nobel de la Paz, algo que parece avanzar con la esperanza de concretarse.

“Desde Argentina tenemos una sensibilidad particular por lo que ha representado el conflicto pero la Universidad pensó la postulación como un mensaje de paz”, explicó Alberto Rodríguez, secretario de Comunicación y Relaciones Públicas de la Unmdp.

“La Universidad hizo todas las presentaciones en lo que hace a los protocolos, llevamos la documentación respectiva en un trabajo de docentes e investigadores de la Universidad. La Fundación Nobel nos respondió, ha sido admitida formalmente la postulación y está en etapa de selección. Esperamos seguir avanzando”.

“Estamos orgullosos de lo que están haciendo Julio, Geoffrey y todo el equipo de este ambicioso proyecto humanitario. Pero este es el triunfo de las familias, con una connotación fuerte e importantes gestos para que la postulación se corone”, completó.

FUENTE: www.lacapitalmdp.com

Compartí

0
Shares

Leave A Comment