Noticias

NUEVA CAMPAÑA SOLIDARIA EN CORRIENTES

02 Nov 19
Alberto Mena
Aún no hay comentarios

La Fundación No Me Olvides realizó una nueva campaña solidaria de zapatillas y medicamentos destinados a tres localidades de la Provincia de Corrientes: Colonia Pando, La Elisa y Arroyo Pontón

La ONG entregó donaciones que serán distribuidas en la primera comuna por Elma Pelozo, la madre del primer soldado identificado en Darwin. En la segunda localidad, la escuela “Héroe de Malvinas Ramón Cirilo Blanco” recibió desde zapatillas hasta juegos didácticos de la mano de quien ahora es su padrino, el ex combatiente Julio Aro.
 

imagen_0
imagen_1

Una delegación de la fundación “No me olvides” que nuclea a madres de caídos en la guerra de Malvinas, veteranos y civiles que adhieren a la causa, visitó dos localidades correntinas con el fin de entregar donaciones recolectadas por personas e instituciones de Mar del Plata. Encabezada por su presidente, el ex combatiente Julio Aro, la ONG hizo entrega de más de 500 pares de zapatillas, medicamentos, pañales y elementos escolares. En San Roque, la encargada de recibir el aporte solidario fue Elma Pelozo, madre de Gabino Ruiz Díaz, el primer ex combatiente de Malvinas identificado en el cementerio de Darwin. Será ella quien las distribuirá en Colonia Pando y La Elisa. Otra parte de las obsequios fueron para la escuela rural “Héroe de Malvinas Ramón Cirilo Blanco” de Arroyo Pontón (San Luis del Palmar).
El marplatense Julio Aro junto con Geoffrey Cardozo, ex combatiente inglés, trabajaron mancomunadamente para ubicar e identificar los restos mortales de los combatientes argentinos enterrados en el Cementerio de Darwin. Para esta tarea, Aro creó en 2009 la fundación “No me olvides”, cuyas acciones llevaron a identificar a 117 de los soldados que yacen en las islas, trabajo que continúa, ya que aún restan identificar a 8  argentinos. El domingo pasado arribaron a San Roque, donde se reunieron con doña Elma, en su casa ubicada en la zona rural cercana a Colonia Pando.
“Gracias a los chicos de la fundación que de una manera u otra pudieron recoger estas cosas y traerlas para Colonia Pando y La Elisa. Que Dios los bendiga y puedan seguir siempre con este trabajo en beneficio de los humildes. Estoy muy contenta y agradecida, junto a los veteranos de guerra y sus familias somos una gran familia malvinera”, expresó Elma en un video difundido en las redes sociales. “Ella tiene mucho amor, nos llena el alma, es maravilloso lo que ha hecho y quisimos pasar el día de la madre con ella”, expresó Aro, quien además indicó que junto a la fundación han iniciado una campaña para que la mamá del ex combatiente sanroqueño pueda viajar a las islas (ver recuadro).

Arroyo Pontón
Además del proyecto de identificación de los soldados sepultados en Darwin, con la Fundación No me olvides, Julio Aro ha llevado adelante otras tareas solidarias y humanitarias como la contención de los familiares de caídos en Malvinas, homenajes a los soldados que perdieron la vida en la guerra de 1982 y ayuda a escuelas de todo el país. En este marco y aprovechando su visita a Corrientes, la delegación de la ONG también se trasladó hasta la escuela rural “Héroe de Malvinas Ramón Cirilo Blanco” de Arroyo Pontón, en San Luis del Palmar. Allí, entregaron pañales, zapatillas, medicamentos, sillitas para los más pequeños y otros elementos escolares. “Quisimos conocer a los chicos, agradecerles por su permanente homenaje, compartir con ellos un almuerzo y una jornada de actividades”, indicó Aro.
En esta escuela que tiene más de 80 años, alumnos y docentes realizaron un trabajo de investigación sobre la vida del ex combatiente Ramón Cirilo Blanco, quien era oriundo de ese paraje y fue identificado en enero de este año mediante el Plan Humanitario Malvinas. Con la información obtenida y el apoyo de una becaria del Conicet, Florencia Conde, elaboraron una biografía del héroe correntino cuyo nombre desde junio identifica a la institución.
En comunicación con El Litoral, la directora del colegio Mabel Miranda, contó que “gracias a Dios tuvimos un hermoso día. Julio y los demás miembros de la fundación pudieron llegar a nuestra escuela a eso de las 11. Compartimos un almuerzo y actividades recreativas de las que participaron los chicos junto con sus padres. Nos entregaron muchos regalos, zapatillas, juegos didácticos y un montón de cosas más. Yo tenía la idea de pedirles que sean nuestros padrinos, pero antes de que pudiera hacerlo Julio nos sorprendió y se ofreció a apadrinarnos, así que estamos muy felices”.
También fueron parte de la jornada especial en el colegio, la hermana y la tía del ex combatiente de Malvinas, Ramón Cirilo Blanco.

FUENTE: ellitoral.com.ar

Compartí

0
Shares
colaboradores

Recibí toda la info por Whatsapp